La comunicación como generadora de sentido